CREATIVIDAD: aplicaciones para la vida diaria

Bombilla encendida filamentos dorados

Hay muchas formas de crear estados donde nuestra creatividad surja. Vamos a entender la creatividad de dos formas:

Creatividad: dos formar de entenderla

Tener una idea nueva

Primera, creatividad como aquellos momentos de inspiración donde se nos ocurre algo nuevo, una idea genial. Éstas pueden abarcar desde algo a un nivel superficial tal como un ligero cambio de ángulo, hasta tocar el nivel de ideas inconcebibles, superinnovadoras en el planeta.

Tener respuestas diferentes

Nuestra segunda definición de creatividad es la de ser capaz de elegir en cada momento respuestas diferentes a las usuales que tendemos a manifestar. Por ejemplo, damos una charla, y en lugar de soltar la mismas frases de siempre, somos capaces de discurrir con ideas, ángulos y palabras nuevas. O en lugar de bailar con los mismos movimientos de siempre, somos capaces de elegir, en el momento, nuevos.

Estar aquí y ahora

Estas dos formas de creatividad en esencia se fundamentan en lo mismo, estar en el aquí y el ahora. Sin un estado de paz, no se puede estar en el aquí y el ahora plenamente. Estar en el aquí y el ahora tiene niveles de profundización, pero aquí me refiero a estar plenamente inmerso, con total presencia, en el hermoso y anhelado momento presente.

Métodos para desarrollar la creatividad

Expongo  algunos métodos para desarrollar la creatividad. No todos estos puntos son para todas las personas en su momento actual de vida, pero más o menos pueden influenciarlas para entrar en procesos creativos.

  • ¡ Medita ! ¡ Practica Mindfulness! Esta maravillosa herramienta milenaria es uno de los mejores hábitos que puede tener un ser humano en su vida.
  • Sal de lo habitual. Al seguir en la vida habitual las normales estructuras mentales automáticas son fáciles de que sigan operando. Por ello es interesante, por ejemplo, irse a otro país con una cultura muy distinta, donde hay diferentes patrones de pensamiento. Esto puede dar a la mente cierto “descanso” y maleabilidad para lo cual contribuirá a nuevas ideas exóticas.
  • Haz un trabajo corporal que realmente te baje a tu cuerpo. Al “agitar” las energías bloqueadas por los patrones de la mente, el cuerpo puede influenciar a la mente para que esté más calmada y en el momento presente. Ciertamente eso me ocurre tras practicar aikido.
  • Estimula tu corazón. ¿Qué cosas te conmueven hasta el punto que sueltas lágrimas? ¿Qué cosas te inspiran enormemente? A veces toma tiempo porque estamos insensibilizados y hay que hacer cosas previas para recuperar cierta receptividad a la belleza.
  • Escucha tu intuición. A veces no hay que tomar el camino que nos dice la mente, y escuchar a nuestra intuición, por descabellado que sea lo que nos diga, puede ser interesante. Seguir a la intuición en toma de decisiones, nos puede llevar a elegir de la mejor forma, y/o gradualmente a entrar en procesos creativos. Hay que saber desarrollar la intuición y distinguirla.
  • Sé tu mismo. Esto es más fácil decir que hacer, pero es indudable que la mayoría de nosotros somos influenciados por lo que los demás esperan de nosotros, y nos comportamos según los convencionalismos sociales. Hay que conocerse uno mismo para discriminar que son actitudes automáticas, simples hábitos mentales condicionados por mil factores externos que nos han moldeado en nuestras vidas, o si nos permitimos pensar y/o actuar por nosotros mismos.
  • En grupo mejor que solo. Pero no con cualquier grupo de personas, sino con personas que están intentando hacer lo mismo que tu. Se crean sinergías de apoyo mutuo.
  • Distintos tipos psicológicos. Esta combinación tiene mayor facilidad hacia la creación de cosas nuevas o visión de futuro, por ejemplo, en el sistema de Myers-Briggs los tipos intuitivos tienen esta facilidad. Un equipo creativo funcionaría mejor con ciertos tipos intuitivos en él.
  • Inspírate de gente creativa. Vé videos de charlas, etc, de este tipo de personas; por ejemplo de personas sabias que son capaces de estar plenamente en el momento presente. O inspírate de gente que ha tenido ideas geniales.
  • Disfruta de la vida. Esto quiere decir que no hagas cosas que te pongan en estados de estrés o ansiedad, o cualquier cosa que te perjudique, sino que pases tiempo en la naturaleza, tranquilo, y te asientes en un estado donde puedas disfrutar de las pequeñas cosas. Menos es más.

La lista no es exhaustiva, pero es interesante.

Compartir esta entrada...Email this to someone
email
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Javier Frías

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*